Cómo el vínculo humano-animal ayuda a tu salud física y mental

Un, dos, tres, responda otra vez: ¿cuántas personas de tu entorno tienen un animal de compañía en casa?

Ya sea un perro, un gato o un hámster (o hasta un reptil), la realidad es que cada vez son más los otros animales que entran en nuestros hogares para formar parte de nuestras vidas.

Y ya sabemos que pueden ser una buena influencia para nuestra salud mental pero… ¿qué ocurre con la física?

A lo largo del artículo de hoy, hablaremos del impacto que tienen en ambas partes de nuestra salud.

¿Te quedas?

Los beneficios de convivir con perros

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) resalta que la convivencia con perros no solo brinda compañía, sino que también conlleva beneficios para la salud de los seres humanos. 

Lo dicho, para nuestra salud mental son maravillosos.

Nos aportan alegría, cariño y, lo más importante, un impacto positivo en nuestra salud física y emocional. 

Además, el vínculo creado con estos animales disminuye la sensación de soledad y promueve un bienestar general.

Ahora bien…

¿Por qué nos genera tanto bienestar la compañía de otro animal?

¿Conoces la oxitocina? Es la hormona del amor, aquella que te hace estar en una nube prácticamente.

Pues aumenta cuando tenemos una interacción con un perro. 

Ya sea acariciarlos o mirarlos nos hace mucho bien.

Esta conexión no solo mejora la calidad de vida de los familiares, sino que estudios, como uno publicado por la revista Journal of Community and Supportive Oncology, demuestran que las visitas de perros con fines terapéuticos mejoran la vida de pacientes con cáncer.

Además, el National Institute of Health (NIH) informa que interactuar con otros animales puede reducir los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés, y bajar la presión arterial. 

¿No te parece increíble?

Te ayudan a conectar con el mundo real

No lo digo yo, sino Rebecca Johnson, del Research Center for Human-Animal Interaction.

Ella sugiere que los animales, indirectamente, incrementan nuestra apreciación por el entorno natural. 

Los paseos diarios nos alejan de distracciones digitales y nos reconectan con el mundo natural, fomentando un estilo de vida más saludable y consciente.

Es decir, te hacen estar más presente en el aquí y el ahora.

Cómo afectan en las alergias alimentarias en niños

Un estudio del Centro Regional de Fukushima para el Estudio del Medio Ambiente y la Infancia en Japón, publicado en ‘Plos One’, aborda la relación entre la interacción con animales domésticos y las alergias alimentarias en niños. 

Se encontró que la exposición a perros podría estar asociada con un menor riesgo de desarrollar alergias al huevo y a la leche, mientras que la interacción con gatos podría reducir el riesgo de alergias al trigo, huevo y soja.

Maravilloso.

Los animales aportan bienestar en todos sus ámbitos

Después de todo lo que hemos visto, no queda ninguna duda. Los animales de familia son unos grandes compañeros que podemos tener en nuestro día a día.

Por eso, cuéntame, ¿qué mejoras has notado en tu bienestar desde que hay un animal de compañía en tu vida? Te leo.

 

Contáctanos para más información

Deja un comentario

Más de 15 años fortaleciendo el vínculo humano-animal

¿Tienes dudas?

Además de nuestros cursos, dispones de nuestros clubs para acceder a contenido especializado:

¿Tienes dudas?