¿Es importante entrenar a nuestros gatos?

¿Has pensado alguna vez en “entrenar” a tu gato, pero te parece más difícil que ducharte con agua helada? 

 

Si cada vez que lo insinúas te vienen a la mente arañazos y miradas de pasotismo por parte de tu gato, quédate porque hoy te hablo de cómo aprender a entrenar a tu gato.

 

Sí, de manera sencilla y para obtener resultados.

 

¡Que no se diga que no lo has intentado!

¿Es importante entrenar a nuestros gatos?

Independientes, autónomos, pasotas… son muchos los adjetivos (y estigmas inadecuados asociados a los gatos) que nos advierten de que entrenar a un gato no va a ser tarea fácil.

 

Pero sí es cierto que el entrenamiento puede ser una herramienta vital para mejorar su calidad de vida y la convivencia en el hogar. 

 

No sólo refuerza el comportamiento positivo, sino que también el entrenamiento ofrece una forma de enriquecimiento mental, ayuda a reducir el estrés y fortalece el vínculo entre el gato y su familiar.

 

Es más, la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) respalda la idea de que los animales, incluidos los gatos, pueden tener un impacto significativo en la salud general de sus familiares. 

 

Desde aumentar la actividad física hasta proporcionar apoyo emocional, la relación entre un gato y su humano puede ser profundamente beneficiosa.

 

Ventajas de entrenar a tu gato

Si estás esperando enseñarle a tu gato que se siente o te dé la patita, déjame decirte que te estás quedando muy atrás.

 

Porque el entrenamiento va más allá de simples trucos o comportamientos. 

 

En muchos casos, está orientado a facilitar actividades cotidianas, como el uso del transportín o la adaptación a procedimientos veterinarios. 

 

Los estudios muestran que las visitas al veterinario pueden ser menos estresantes tanto para el gato como para el tutor/acuando el felino está acostumbrado a su transportín.

 

Además, investigaciones, como las llevadas a cabo por International Cat Care, demuestran que los gatos pueden ser entrenados para aceptar procedimientos médicos, lo que mejora significativamente la gestión de condiciones crónicas. 

 

Por lo que este tipo de entrenamiento puede transformar experiencias potencialmente traumáticas en eventos manejables, reduciendo la ansiedad para todos los involucrados.

 

¿No te parece un sueño?

Métodos de entrenamiento: empieza con pasos sencillos

 

El entrenamiento debe ser una experiencia positiva para el gato y, por supuesto, para ti también. 

 

La clave del éxito radica en la paciencia y en el uso de refuerzos positivos como premios o el juego.

 

Así que vamos a verlos.

Acudir a la llamada

 

Este es uno de los comportamientos más útiles que tu gato puede aprender. 

 

Selecciona una palabra o frase específica como señal y úsala de manera consistente. 

 

Al principio, el gato no entenderá su significado, pero con paciencia y práctica, aprenderá a asociar el sonido con una recompensa positiva, fomentando su respuesta.

 

Y cuando quieras darte cuenta, tu gato acudirá a ti cuando lo necesites.

El amado y odiado transportín

 

Muchos gatos asocian el transportín con experiencias negativas. 

 

Cambiar esta percepción comienza con hacer que el transportín sea parte del entorno familiar y seguro del gato. 

 

Para ello, integra el transportín en la casa colocando golosinas y juguetes dentro para incentivar al gato a explorarlo voluntariamente.

 

Vamos, que acabe usándolo para dormir en su día a día para que, el día que le toque usarlo, pueda hacerlo reconociendo el lugar como seguro.

¡No rasques en las cortinas!

Si has dicho esta frase, esto te interesa.

 

Rascarse las uñas es un comportamiento totalmente natural que ayuda a los gatos a mantener la salud de sus garras y marcar su territorio. 

 

Observa y recompensa a tu gato cada vez que use el rascador, para reforzar así el comportamiento deseado y protegiendo tus muebles en el proceso.

 

Y, también, descubre dónde suele rascarse y coloca en esas zonas estratégicas, ciertos rascadores de diferentes formas para que los utilice.

 

¿Beneficia el entrenamiento a mi gato?

 

La investigación muestra que el entrenamiento basado en refuerzos positivos (premios y juego) no sólo es efectivo, sino que también promueve el bienestar general del gato. 

 

Los estudios indican que la interacción regular con los gatos, incluido el entrenamiento, puede reducir los niveles de cortisol y la presión arterial en los humanos, mientras aumenta la producción de oxitocina, la hormona del bienestar.

 

Un estudio realizado en Japón y publicado en ‘Plos One’ reveló que la interacción temprana con animales, incluidos perros y gatos, puede influir en la prevenciónde alergias en niños. 

 

Aunque la relación exacta entre la exposición a otros animales y las alergias alimentarias aún está en investigación, estos hallazgos sugieren que la convivencia con animales podría tener beneficios inmunológicos adicionales para los más jóvenes del hogar.

Cómo conseguir resultados al entrenar a tu gato 

 

El entrenamiento felino requiere consistencia y mucha paciencia.

 

(Vaya, al igual que con los perros). 

 

Establece una rutina clara y repite las señales y las recompensas de manera regular para ayudar a tu gato a aprender y retener nuevos comportamientos. 

 

La paciencia es igualmente esencial; cada gato aprende a su propio ritmo y es importante no apresurar el proceso ni castigar al gato por no cumplir de inmediato las expectativas.

 

En definitiva, un gato entrenado es un gato feliz… que hará feliz a su familia.

 

Lo único a lo que tienes que hacer frente desde el principio es al estigma de que a los gatos no se les puede entrenar.

 

Ya verás que con dedicación y trabajo consigues lo que te habías propuesto para cumplir vuestros objetivos y ser juntos mucho mejores.

 

Contáctanos para más información

Accede a nuestros recursos gratuitos

7 secretos para que tu gato sea feliz en casa

Deja un comentario

Más de 15 años fortaleciendo el vínculo humano-animal

¿Tienes dudas?

Además de nuestros cursos, dispones de nuestros clubs para acceder a contenido especializado:

¿Tienes dudas?