Así influye tu gato en tu cerebro (y en tu salud mental)

Puede que lo hayas sentido, cada vez que tu gato está cerca, tú te encuentras mejor.

Pues no es casualidad y te lo puedo demostrar.

Un estudio de la Universidad de Agricultura de Tokio nos abre los ojos sobre cómo los gatos ejercen una influencia directa y beneficiosa en nuestras vidas.

No solo a nivel anímico y emocional, sino también a nivel neurológico.

¿Quieres descubrir lo que se ha demostrado? Pues agárrate, que vienen curvas. Grita miau, si estás conmigo.

Así activan los gatos nuestro cerebro

Empecemos con un poco de contexto.

La investigación se ha centrado en las interacciones habituales con gatos—acariciarlos, jugar con ellos, e incluso alimentarlos—.

Algo que cualquiera de los que convivimos en una familia multiespecie con uno de ellos, disfrutamos a diario.

Y ha demostrado que estos simples actos activan la corteza prefrontal del cerebro. Esta parte es importante, fíjate.

Porque esta área del cerebro es la que está vinculada con funciones complejas como el juicio, la planificación y la regulación de emociones. 

Esto es lo que sucede.

Los gatos, a través de su sola presencia y las interacciones que tienen con nosotros, pueden mejorar estas funciones.

A la vez, estas funciones tienen implicaciones directas en nuestra capacidad para manejar el estrés y mejorar nuestra concentración.

Ventajas neurológicas y emocionales

La espectroscopía funcional del infrarrojo cercano (fNIRS), una técnica avanzada utilizada en el estudio, permitió a los científicos observar cómo el cerebro responde a la presencia e interacción con un gato. 

Esto tiene que ser algo espectacular de ver, si me preguntas.

Más todavía que observar con pasión cómo tu gato trata de atrapar a una mosca.

Los resultados revelaron un incremento en la oxigenación y actividad cerebral, especialmente en tareas que involucran la memoria y el pensamiento creativo. 

Además, estas interacciones reducen el estrés y promueven un estado emocional más equilibrado, y nos ofrecen un respiro en nuestro mundo lleno de estrés y ansiedad.

Cómo los gatos te ayudan con el desarrollo de habilidades sociales

Además de las que ya hemos mencionado anteriormente, se ha podido demostrar que interactuar de forma regular con gatos puede ser beneficioso para personas con desafíos en la comunicación no verbal.

Es, por ejemplo, el caso del espectro autista.

¿Y esto a qué se debe?

A que se estimulan áreas del cerebro asociadas con la empatía y la percepción emocional, como el giro frontal inferior.

Lo que sugiere que los gatos pueden desempeñar un papel vital en el desarrollo de habilidades sociales y comunicativas más efectivas.

Tener un gato te hace estar más saludable

Puede parecer que no es importante, pero lo más interesante que encontraron los investigadores es que, independientemente del tipo de actividad (ya sea jugando, alimentando o entrenando), los gatos tienen la capacidad de ser catalizadores para la mejora de funciones cerebrales importantes. 

O, en otras palabras, que se convierten en parte integral de un estilo de vida saludable y consciente.

¿Te gustaría transformar tu bienestar con tan solo acercarte a tu gato? Además de lo mencionado en el estudio, algo imprescindible para lograrlo es trabajar en el vínculo humano-animal.

Gracias a este, podrás beneficiarte mucho más de las ventajas que presentan los felinos en nuestras vidas.

Contáctanos para más información

Accede a nuestros recursos gratuitos

7 secretos para que tu gato sea feliz en casa

Deja un comentario

Más de 15 años fortaleciendo el vínculo humano-animal

¿Tienes dudas?

Además de nuestros cursos, dispones de nuestros clubs para acceder a contenido especializado:

¿Tienes dudas?