Humanos y gatos, ¿cuándo se alinearon nuestros caminos?

¿Te has preguntado alguna vez cómo se unió el ser humano con los gatos que ahora viven en nuestro hogar?

Aunque todavía hay un largo camino a recorrer en esta investigación, algunos científicos y amantes de los animales han ido realizando diferentes estudios para descubrir qué ocurrió para que nuestros caminos se juntaran.

Y no es para menos.

A lo largo de miles de años, estos enigmáticos animales han pasado de ser cazadores solitarios a convertirse en compañeros de hogar, creando un vínculo único con los humanos.

En este artículo, vamos a explorar los orígenes, el desarrollo y las perspectivas futuras de esta increíble relación.

Humanos y gatos, ¿cuándo se alinearon nuestros caminos?

La relación entre humanos y gatos se remonta a unos 10.000 años atrás. 

Aunque ahora estemos acostumbrados a verlos día a día en nuestros hogares, la realidad es que siempre han mantenido ese aire de independencia y misterio.

Esto ha llevado a diferentes investigadores a indagar más sobre cuándo y cómo empezó esta asociación.

Un estudio reciente del Instituto de Arqueología de la Universidad Nicolaus Copernicus en Torún ha proporcionado nuevas perspectivas sobre los inicios de esta relación en Europa Central, sugiriendo que la domesticación de los gatos fue un proceso gradual y complejo.

¿Te interesa descubrirlo? Pues sigue leyendo.

¿Cuándo aparecieron los primeros gatos domésticos?

Puede parecer que llevan entre nosotros toda la vida y si lo relacionamos con otros animales, como los perros, tal vez podríamos pensar que nos ayudaron desde las cavernas.

Pero la realidad es que esta relación más domesticada con los gatos empezó mucho más tarde de lo que pensábamos, en el siglo XIX.

Sin embargo, la presencia de gatos en la vida humana es mucho más antigua. 

En la Polonia medieval, por ejemplo, los gatos no eran tan comunes, y en su lugar, se utilizaban comadrejas semi-domesticadas o serpientes para controlar a los roedores. 

Los restos fósiles indican que los gatos, probablemente descendientes del gato de Nubia, estaban presentes en Europa desde mucho antes, con evidencias que se remontan a miles de años antes de nuestra era.

¿Por qué se domesticó al gato? 

Como ha ocurrido con el resto de animales domesticados a lo largo de la historia, el gato fue atraído a entornos humanos por lo que estos le ofrecían, de forma directa o indirecta.

Se ha descubierto que la domesticación del gato de Nubia fue muy interesante.

¿El motivo?

A medida que los humanos se asentaban y almacenaban alimentos, los roedores se convirtieron en una plaga.

Esto atrajo a los gatos salvajes. 

Seguramente este dato fue lo que inició el proceso de domesticación.

Los gatos, con su naturaleza independiente, se mantuvieron en una relación neutra con los humanos, beneficiándose de la abundancia de presas sin ser completamente dependientes.

La dieta nos cuenta cómo fue la historia

El análisis de la dieta de los gatos a través de estudios isotópicos ha revelado mucho sobre su relación con los humanos. 

Los gatos del Neolítico se alimentaban tanto de recursos proporcionados por los humanos como de aquellos disponibles en su entorno natural. 

Esto indica una relación comensal, donde los gatos se beneficiaban de los humanos sin una dependencia total, como acabamos de ver en el apartado anterior. 

Este equilibrio entre independencia y beneficio mutuo es una característica distintiva de la relación entre gatos y humanos que se ha mantenido firme hasta el día de hoy.

El futuro de las investigaciones sobre el gato doméstico

Mirando hacia el futuro, la investigación sobre la domesticación del gato se centra en comprender las rutas de migración y los cambios genéticos y fenotípicos a lo largo del tiempo. 

Un proyecto liderado por la Universidad de Varsovia está analizando restos de felinos de varios yacimientos arqueológicos para identificar estos cambios. 

Este estudio no solo ayudará a comprender mejor cómo los gatos se adaptaron a la vida con los humanos, sino que también podría arrojar luz sobre la evolución de la domesticación en general.

Aunque los gatos son ahora una parte indispensable de muchos hogares y familias, su historia con los humanos sigue siendo un tema lleno de preguntas que, esperemos, se irán resolviendo con el tiempo. 

Con cada descubrimiento, aprendemos más sobre cómo aquellos animales independientes ancestrales se convirtieron en compañeros queridos y vinculados a  las personas, y cómo, a su manera, han influido en la sociedad humana. 

La investigación continúa y eso nos dice que poco a poco vamos a poder ir profundizando en la historia que nos une a estos adorables felinos y a nosotros.

Contáctanos para más información

Accede a nuestros recursos gratuitos

7 secretos para que tu gato sea feliz en casa

Deja un comentario

Más de 15 años fortaleciendo el vínculo humano-animal

¿Tienes dudas?

Además de nuestros cursos, dispones de nuestros clubs para acceder a contenido especializado:

¿Tienes dudas?