Cómo preparar tu hogar para incorporar un gato a tu familia multiespecie

¿Estás a punto de incorporar a un gato a tu familia y quieres tenerlo todo preparado para su llegada?

A la hora de hacer que una casa se sienta un hogar para nuestros compañeros gatunos hay algunas cuestiones que debemos tener en cuenta.

A lo largo de este artículo vamos a analizar paso a paso qué es aquello que ese nuevo miembro felino de tu familia necesita para adaptarse a su nueva vida.

¿Te quedas a descubrirlo?

Pero antes de seguir, déjanos decirte algo. Tenemos una lista de correo donde cada día te enviamos más y mejor contenido del que puedes encontrar en el blog. Si te gusta lo que has visto aquí, seguro que te apasiona lo que puedes encontrar en ella. Pulsa aquí para unirte.

#1. Lugares seguros en cada habitación

Los gatos son animales que necesitan su espacio y, lo más importante de todo, sentirse seguros allá donde van. 

Es por ello que es imprescindible tener en cuenta que en cada habitación necesitas lugares seguros.

Entre ellos, necesitas: 

  • Espacios para esconderse
  • Lugares con altura con más de una manera de subir y bajar
  • Sitios calentitos
  • Una caja de arena en más de un lugar de la casa

Espacios para esconderse 

Los gatos son animales que se asustan con facilidad y pueden sentirse abrumados ante la aparición de ciertas personas o sonidos, es por eso que es muy recomendable tener un lugar en el que puedan esconderse en cada habitación.

Al final, nunca se sabe dónde y cuándo puede surgir ese estímulo que les haga sentir la necesidad de esconderse.

Lugares con altura con más de una manera de subir y bajar

Seguro que sabes que los gatos son animales a los que les gusta estar cuanto más alto, mejor, además de moverse en 3 dimensiones.

Es por eso que encontrarles espacios en los que puedan estar a sus anchas en lo más alto de la casa, les hará muy felices.

Pueden ser desde lo alto de un mueble hasta pequeños escalones o rascadores que les ayuden a escalar.

Por cierto, si no le proporcionas directamente esos lugares de altura, tu gato va a crearse los suyos (armarios, estanterías, etc), así que cuantas más opciones le des, más fácil que evite otros lugares que no te interesen o que puedan ser peligrosos para él.

Sitios calentitos

En general, a los animales, les gusta estar calientes allá donde van. 

Es por ello que los gatos disfrutan, especialmente, de las zonas donde asoma el sol, donde hay mantas o, incluso, alfombras.

Asegúrate de tener uno de estos lugares en cada habitación de tu casa.

Varias cajas de arena

Sí, efectivamente, para hacer sus necesidades.

Es importante que haya una en más de una habitación bien limpia para que no te llenen la casa de sus excrementos u orina y sean felices diariamente.

#2. Recursos básicos separados

Como cualquier animal, los gatos necesitan una serie de recursos básicos que no se pueden obviar a la hora de cuidar a un gato.

Entre ellos, tienes que conseguir varios comederos que deberías tener en diferentes partes de la casa. Al final, los gatos son cazadores solitarios y les gusta buscar y encontrar su comida.

Diversos bebederos, ya que necesitan beber agua de manera continua. Y la mayoría de gatos prefieren beber de fuentes con agua corriendo.

Y más de un arenero tal y como te hemos mencionado en el apartado anterior.

#3. Juguetes para su instinto depredador

Pensamos que los gatos, al habérseles puesto la etiqueta de solitarios e independientes, se entretienen por sí solos y que no necesitan nada.

Es más, cuando pensamos en animales con los que jugar, siempre se nos viene a la mente el perro y su mítica pelota que no para de buscar y traer.

Pues con los gatos, también es importante tener diferentes maneras de jugar.

Por un lado, puedes tener juguetes para despertar su instinto depredador. Estos que tienes que mover tú para que el gato vaya a perseguir. Por ejemplo, una caña con un ratón en el extremo.

Pero estos no son los únicos juguetes que pueden tener, ya que existen también juguetes interactivos o puzzles donde se motiva al gato para que juegue solo buscando comida en su interior.

Son juguetes en los que metes trocitos de su comida o premios para que los gatos tengan que trabajárselo un poco para conseguirlo y, así, cansarlos también mentalmente. 

Además, así, le motivas a hacer un poco de ejercicio.

#4. Interacciones sociales positivas y consistentes

Nos hemos criado viendo cómo las personas han tratado a los otros animales de mil maneras diferentes. 

Desde castigos y gritos esperando a que reaccionen y aprendan a comportarse como queremos, hasta tratar de enseñarles trucos con premios y comida.

La realidad es que el gato lo que necesita es que le respetes como animal individual, porque no hay dos gatos iguales en cuanto a personalidad.

Hay cositas que le gustan a un gato y otras que… detestan, dependiendo de los gustos particulares de cada gato.

No les obligues a hacer trucos, tareas o acciones con las que no está cómodo como, por ejemplo, rascarle la tripita.

#5. Aromas familiares para la seguridad y confianza

Los olores son primordiales para reconocer un lugar como propio y los otros animales utilizan mucho este instinto para relacionarse e interactuar.

Es por ello que usar feromonas olfativas te puede ayudar a que el gato se sienta a gusto en un lugar concreto y lo relacione con una zona segura.

Además, el tener una camita propia en la que poder dejar su olor, al igual que rascadores para marcar su territorio, se sentirán mejor y más a gusto en tu casa.

Ahora que ya tienes claro qué es lo esencial para el cuidado de tu gato, cuéntame en comentarios cuántos de estos aspectos imprescindibles están ya en tu casa y cuántos todavía tienes que incluir. 

Contáctanos para más información

Accede a nuestros recursos gratuitos

7 secretos para que tu gato sea feliz en casa

Deja un comentario

Más de 15 años fortaleciendo el vínculo humano-animal

¿Tienes dudas?

Además de nuestros cursos, dispones de nuestros clubs para acceder a contenido especializado:

¿Tienes dudas?